facebook    Twitter
Cancún

¿Ni con el pétalo de una rosa?

en oct 31st, 2011 Puedes dejar una respuesta, o trackback a esta entrada


Gerardo García

ggarcia@elperiodico.com.mx

 

Y no, simplemente no estaba de acuerdo. Como miles más, reprobaba la actitud de aquellos que tienen una responsabilidad mayúscula como es la de educar. Al igual que tantos, reprochaba la decisión poco solidaria y enormemente mediocre de los maestros del sistema de educación pública en Quintana Roo.

Y por ello el gobernador Roberto Borge determinó romper con una lastimosa y añeja complicidad y abiertamente les reclamó, le reprochó a los maestros sindicalizados el que hayan determinado tomarse un megapuente y, tras la contingencia por Rina que motivó a suspender las clases tres días la semana anterior, regresen a dar clases hasta el jueves 3 de noviembre.

La tarde del jueves, mientras la preocupación de los habitantes y autoridades en la zona norte de Quintana Roo tenía que ver con el impacto de la entonces tormenta tropical Rina, se gestaba una suerte de rebelión sindical entre el magisterio quintanarroense. Debido a la contingencia, en los cinco municipios del norte del estado se habían suspendido las clases desde el miércoles, y las autoridades educativas pretendían hacer valer el calendario oficial de la Secretaría de Educación Pública que sólo determina como inhábil el día 2 de noviembre y evitar que los maestros del sistema público se tomaran los días 31 de octubre y 1 de noviembre en un megapuente sustentado en la tradición -o en la holgazanería, más bien.

El secretario de Educación, Eduardo Patrón, negociaba directamente con los dirigentes del sindicato que desde el principio rechazaron que en el sur del estado, donde no se suspendieron las clases, no se suspendieran las clases lunes y martes. Buscaba él evitar el megapuente y, principalmente en la zona norte, que la suspensión fuese de una semana entera. Así, con la anuencia de los dirigentes sindicales, anunciaba por la tarde de ese día que el retorno a clases sería el 31 de octubre. De inmediato surgió la rebelión magisterial y con el ímpetu que debieran demostrar para la enseñanza, buscaron de todas las formas posibles -incluso amenazaron con realizar plantones- autoaplicarse el puente y sacarse la responsabilidad que es la de dar clases de acuerdo al calendario oficial.

En la noche, y tras la decisión del sindicato de maestros de respaldar con todo la holgazanería, entró en vigor una suspensión de labores docentes que, en el caso de los municipios de la zona norte, significará que los niños y adolescentes del sistema de educación básica pierdan seis días de clases.

A eso del mediodía del viernes, cuando Rina había pasado por el estado y el sistema de alertas anunciaba que el peligro se había disipado, el gobernador Roberto Borge compartió en su cuenta de Twitter un mensaje que recogía el reclamo compartido por miles y miles que vieron el asunto del megapuente como una demostración de abuso e irresponsabilidad.

“@betoborge: A los Maestros que Quieren Su PUENTAZO, DISFRUTENLO MUCHAS “FELICIDADES”, les levante la ley seca; Los NiÑos d Quintana Roo se los agradecen“.

Un mensaje que compendió el reclamo contenido de una comunidad que por años ha sido rehén de la mediocridad y el abuso del magisterio sindicalizado. Un reclamo público que rompió con las formas y que en el fondo significa una manera distinta no sólo de entender el poder público, sino de cómo desde ahí, en la silla del gobernante, han de recogerse y apoyarse las causas y los reclamos públicos.

En efecto la respuesta de algunos maestros fue airada. En redes sociales aparecieron mensajes donde se insultaba al gobernador Borge por haberse atrevido a reclamarles su irresponsabilidad y holgazanería. Maestros que defendían sus conquistas sindicales antes que preocuparse en mejorar su docencia. Mediocridad a la que se sumó la rapacidad. Sin embargo, tanto en redes sociales como en la calle misma, fue mucho mayor el respaldo a la crítica que hizo Roberto Borge. Fue respaldado por una comunidad hastiada de los abusos y la mediocridad del magisterio sindicalizado; apoyado por quienes pretenden que las cosas verdaderamente cambien.

¿Que fue mordaz? En efecto; pero más bien habría que resaltar que fue directo y sincero. Que sí, el mensaje que compartió no encaja en el discurso tradicional de los políticos y que rompe con esa complicidad que tanto ha afectado a México.

Y qué bueno que lo hizo.

La educación en México, el rezago en la calidad del sistema es uno de los grandes lastres del país. La mediocridad de muchos maestros -de escuelas públicas y privadas- es uno de los principales escollos que inhiben que este país avance en un mundo que aceleradamente va transformándose. La irresponsabilidad que manifiestan con actitudes como ésta, los define de manera negativa.

En estos, sus días de asueto, harían bien en replantearse de manera individual su ética y su compromiso con la docencia. En esa enorme responsabilidad que tienen al educar a una generación que no puede tener como respuesta la holgazanería.

 

Cuentos del cambio

 

1.- Los incidentes violentos que sucedieron el sábado en Los Cabos deben ser vistos de manera especial por las autoridades y la industria turística en México. La balacera sucedida en un centro comercial y el impacto de la misma en uno de los destinos que habían salvado la violencia, no sólo debe ser motivo de preocupación, sino de análisis y ocupación en un asunto que no puede repetirse.

Acapulco se ha perdido en términos reales para la industria en este tiempo; no puede esperarse que lo misma suceda con Los Cabos, uno de los cinco destinos del país más importantes.

Sería un terrible fracaso.

 

2.- Y no, el presidente Felipe Calderón perdió la oportunidad de modificar el huso horario que rige en Quintana Roo y con ello, tomar una decisión adecuada en términos sociales y económicos.

Desde hace algunos meses, el presidente Calderón había aceptado el reclamo constante de ubicar al estado en la zona horaria que le corresponde -Horario del Este- y no mantenerlo en el Horario Central en el que no pertenece en términos geográficos. Se sabía que tenía listo el decreto y que sólo había de enviarlo a la Cámara de Diputados.

Pero no sucedió.

Desde ayer rige el Horario de Invierno y en todo Quintana Roo oscurecerá desde las 17:00 horas. Un año más perdido en esta larga batalla.

1 Respuesta para “¿Ni con el pétalo de una rosa?”

  1. Marilu Sánchez dice:

    Me llamo poderosamente la atención su columna del día de hoy respecto al mega puente que se auto aplicaron los flojesores. Solo quiero comentarle que al menos en la escuela de mis hijos las clases se suspendieron desde el día MARTES pasado, escuelas que son particulares y como bien lo aclaro el gobernador, serian las misma en decidir cuando regresaban a clases. el regreso a la clases se dio el día de hoy, con lo que muchos padres estuvimos de acuerdo ya que no paso lo que con las escuelas de gobierno, pero analisando es casi la misma situacion ya que en la escuela de mis hijos los retiraron antes de que se diera la orden por la contingencia y estamos en la espera de que van a decidir para estos proximos dias de muertos. Comentario de una madre preocupada.

Agrega tu Comentario

Comparte tu opinión
Te invitamos a mantener un diálogo limpio; reporta abusos

 

footer