facebook    Twitter
Cancún

Atraco con guante blanco en Cancún

en jul 4th, 2011 Puedes dejar una respuesta, o trackback a esta entrada


Redacción

redaccion@elperiodico.com.mx

 

Sin demeritar en lo absoluto la brillante trayectoria que se ha forjado Juan Manuel “Dinamita” Márquez a lo largo de casi 18 años, sí resulta extraño, y hasta ofensivo, que anuncien con bombo y platillo el compromiso que sostendrá frente al colombiano Likar Ramos en Cancún, el próximo sábado 16 de julio en la Plaza de Toros, en evento que ha montado el polémico promotor tijuanense Fernando Beltrán.

Hace unos días, en la Ciudad de México, Juan Manuel y Rafael Márquez, acompañados por sus entrenadores “Nacho” Beristáin y Daniel Zaragoza, respectivamente, así como por Fernando Beltrán y Rodrigo Fernández, director de Azteca 7, hicieron la presentación de la función.

Resulta obvio que el objetivo del “Dinamita” no es Likar, su mente está puesta en el filipino Manny Pacquiao, con quien combatirá por tercera ocasión el próximo 12 de noviembre, en Las Vegas, Nevada, que es donde tendrá una muy jugosa bolsa. De hecho, anticipándose a una lógica victoria (porque así está previsto), los pugilistas (Márquez y Pacquiao) harán una gira promocional.

Mientras tanto, sacando provecho del auge que ha cobrado el boxeo –tanto profesional como amateur- en Quintana Roo, Beltrán y socios destacan los precios “accesibles” para el entrenamiento público pagado que hará el “Dinamita” en este destino turístico que van desde los 300 (el más barato) a los 3 mil pesos.

Esto no es más que una burla a la capacidad de entendimiento y conocimiento de la afición quintanarroense, que tendrá que decidir entre ir a ver (no pelear) a Márquez, aún a sabiendas de lo que va a suceder arriba del cuadrilátero o despreciar el señalamiento de ignorancia que hacen los organizadores.

El rival más fuerte que ha enfrentado el colombiano Likar Ramos se llama Jorge “Coloradito” Solís, y éste lo noqueó en el séptimo round el 6 de febrero de 2010 en Mérida, Yucatán. Si bien sus números son destacables con 18 nocauts en 24 combates, han sido frente a pugilistas sin gran renombre en el plano internacional, es decir, es un contrincante elegido a conveniencia para el entrenamiento del “Dinamita” Márquez.

 

 

Larga historia de mentiras de Fernando Beltrán

 

Descritos en varios medios informativos mexicanos, engaños, sucios manejos, críticas infundadas, marcan una estela de trampas del promotor tijuanense Fernando Beltrán, el enemigo íntimo, quien como el “Caballo de Troya” se ha filtrado en Quintana Roo para tomar el pelo a muchos.

Se contradice Fernando Beltrán, presume buscar siempre lo mejor y no lo cumple. En el anuario 2010 de Zanfer, hay una frase donde dice…”Todos estos logros nos dan una radiografía de lo mucho que hemos avanzado, pero también del compromiso que tenemos con los aficionados, los televidentes y con el boxeo mismo de redoblar esfuerzos y siempre buscar lo mejor”.

Sin embargo, en la cartelera del pasado 12 de febrero en el Coliseo de la Universidad de Guadalajara, Marco Antonio Barrera enfrentó a José Arias, un peleador de 43 años.

Beltrán sabía que para empezar, no estaba cumpliendo con el compromiso con los aficionados, los televidentes y con el boxeo mismo, pues José Arias no era rival para Marco Antonio Barrera, ni siquiera era una pelea de boxeo, era una farsa, un insulto para el intelecto de los aficionados, de la empresa televisora, para la patrocinadora y para el boxeo mismo.

De hecho no pudo ni siquiera redoblar esfuerzos y siempre buscar lo mejor, porque no lo hizo, montó el “teatrito” apoyado por el presidente de la Comisión de Boxeo de Guadalajara que se prestó a la misma para pagar el favor de haberle firmado a su hijo “El Galeno” Sandoval.

Así, vamos a seguir considerando que los fraudes van a seguir dándose, siendo esto una lástima para el boxeo mexicano y mundial.

 

“Trapitos al sol”

 

Julio César Chávez arremetió contra el promotor Fernando Beltrán, entonces representante de sus hijos Julio César Jr. y Omar. Lo acusó de querer acaparar todo lo relacionado con la carrera de los Chávez sin pagarle nada a cambio, por lo que aseguró que los compromisos pactados con el empresario tijuanense estaban cancelados.

JC fue tajante: advirtió al mayor de sus hijos que si peleaba sin su consentimiento, sería mejor que se olvidara de quién era su padre.

“Ya le dije a mi hijo: ‘no vas a pelear porque yo soy tu padre y no quiero que lo hagas, si lo haces olvídate de que lo soy’”.

El tres veces campeón en distintas categorías afirmó que Beltrán se enriqueció a costillas de los Chávez, pero que nunca le dio un solo peso por la promoción de Julio y Omar.

Beltrán no tiene sentimientos, vive de los boxeadores porque no les paga. Tienen que hacer cola dos o tres semanas para recibir lo suyo.

Me enojé con él porque quería tratarme como cualquier persona. Deseaba que yo llegara a las funciones por mis propios medios, ya no quería pagarme nada, explicó sobre las condiciones en las que cumplía con las transmisiones para una televisora.

 

La experiencia de Chávez contra el promotor

 

El conflicto que se produjo entre Julio César Chávez y Fernando Beltrán, dio como resultado una entrevista que evidenció los trinquetes del promotor.

Pregunta: ¿Este conflicto no afecta la carrera de sus hijos, particularmente a Julio, quien ya quiere disputar un título mundial?

Chávez: No, por qué le va a afectar dejar a un cabrón que le quiso ver la cara de pendejo a su papá, que le faltó al respeto y lo trató como a un cualquiera. Obviamente esto sacó a Julio un poquito de balance pero le hice ver las cosas y le dije: cómo puedes estar con un cabrón que no quiere a tu padre.

Pregunta: Algunos opinan que Julio debe separarse de tu sombra para empezar a hacer su carrera solo, ¿qué piensas de eso?

Chávez: ¡Cómo! ¡Cómo chingados si yo soy el padre! ¿cómo? Además quien pelea es él, no yo. Yo no subo a pelear por él. Claro, es mucha presión para Julio, pero qué pueden hacer mis hijos, dijo, y agregó que tal vez JC junior haga una pelea más, antes de buscar el título del mundo.

Pregunta: ¿Este conflicto es personal o deportivo?

Chávez: Es personal y deportivo, porque trata a los boxeadores como perros y ellos son los que le dan de tragar, además de que con mis hijos yo tengo que pagar sus gastos cuando pelean.

 

Y sigue el cuento de nunca acabar

 

El empresario Rogelio Navarro, desde San Luis Río Colorado puso a consideración de la opinión pública la forma en que trabaja el empresario Fernando Beltrán, de la empresa Zanfer.

En mi calidad de promotor pido a BOXNOTICIAS.COM haga pública la siguiente situación.

En promesa de Fernando Beltrán, Omar Chávez enfrentaría a Alain Hernández en la cartelera del 23 de Febrero de 2008. Sin embargo, dos días antes de la función, recibí una llamada en donde se me decía que la cartelera se cambiaba, que, no llegaría Alain Hernández, el rival de Omar, parece ser que se lesionó y en su lugar traemos a un rival más duro de más renombre y más difícil para Omar.

En la ceremonia del pesaje me encontré con 6 peleadores que jamás había visto en mi vida. Pregunté quién de ellos era el rival de Omar Chávez y me dijeron que era Iván García. Me permití hablar con Iván García y le dije: Iván gracias por venir a esta pelea canijo… pero ¿a qué te dedicas? Y me dijo, soy “yonquero” y también vendo hot-dogs, fueron al yonque donde trabajo, me ofrecieron 1,500 pesos por tirarme en el 2do. round, hacerme el pendejo y decir que Omar Chávez pega bien duro. Me quedé sorprendido y pasmado.

Le marqué por teléfono a Alain Hernández, rival inicial de Omar Chávez y le dije, ¿oye Alain, me dicen que estás lastimado? Y me dijo, no para nada, me ofrecieron 500 pesos por decir eso y me dijeron que el papá de Omar Chávez dijo que yo estaba muy duro para Omar y que el chiste es que él ganara la pelea, no que perdiera, a lo que le dije ah Ok está bueno.

Cuando la función se terminó se me acercaron y me dijeron, bueno Rogelio, la función ya se terminó, necesitamos que nos pagues el sueldo del rival de Omar a lo que pregunté ¿cuánto es? y me dijeron nomás son 2,000 dólares ya que es un tipo muy duro que entrenó mucho para la pelea.

A lo que me di la vuelta y me fui y los deje ahí, después en una conocida taquería me encontré al rival de Omar y me dijo, estos cabrones nomás me dieron 1,000 pesos y se largaron y no me dieron ni para el camión ni para cenar y eso que les hice caso de caerme en el segundo round.

 

Se hizo el “olvidadizo”

 

Luego de 48 horas que Fernando “Kochulito” Montiel había enfrentado al nayarita Juan Alberto “Topo” Rosas, al que superó por la amplia decisión unánime, en Aguascalientes, el 2 de noviembre de 2008, el promotor Fernando Beltrán no le había pagado, pero además, no lo encontraban por ningún lado.

Eduardo Montiel, hermano y miembro del quipo de quien era el mejor Supermosca del orbe, libra por libra, fue abordado por BOXNOTICIAS.COM y a pregunta expresa si el empresario tijuanense ya había liquidado el salario al monarca, la respuesta fue “no” y lo peor es que “se hizo el desaparecido… llamadas y llamadas durante semanas y no contesta el celular”.

Visiblemente molesto, lleno de rabia, Eduardo indicó que el equipo del “KO-chulito” está muy molesto por la actitud de Beltrán, quien para atraer a Fernando a firmar para la empresa Zanfer, “le prometieron una serie de cosas, entre otras, como hacerle una gran publicidad, conseguirle las mejores peleas y, por ende, los mejores salarios, pero desgraciadamente hasta el momento no le ha cumplido con absolutamente nada, al contrario lo agradecen pagándole en abonos sus salarios, ¡no puede ser!.. mi hermano no es abonero… si esto le pasa ganando sus peleas, no me quiero imaginar si hubiera perdido”.

Explicó que Zanfer, después de la pelea, le dio una parte al campeón, “pero le adeuda mucho más de la mitad de la bolsa acordada a 24 días de haber peleado, pero el problema es que Beltrán no da la cara, pues dio un cheque que ‘rebotó’ y cuando se le busca para que dé alguna explicación, sencillamente no contesta el celular”.

 

Ataque al boxeo yucateco

 

Para quienes tuvieron la oportunidad de ver la transmisión de la función del torneo “Campeón Azteca”, celebrada aquí el 17 de noviembre pasado, seguramente hubo un aspecto que generó inconformidad entre los yucatecos que la vieron, sean aficionados o no al boxeo.

Los que la presenciaron seguramente sabrán que nos referimos a los lamentables comentarios que Fernando Beltrán Rendón hizo sobre el boxeo yucateco, en especial el de Mérida, la comisión pugilística y sobre el titular de sus Servicios Médicos, Fernando Bautista Buenfil.

Quizás movido por el impulso de ver cortada de repente lo que parecía una buena pelea entre Enrique Bernache y Felipe Urucuta, el titular de la empresa Zánfer, coorganizadora de la función, junto con TV Azteca, se fue con todo en contra de lo que fuese boxeo yucateco al criticar la detención de la pelea por parte de Bautista Buenfil para proteger al jalisciense Bernache que presentaba un corte de varios centímetros sobre el párpado derecho.

Palabras más, palabras menos, el empresario tijuanense dijo que “en Yucatán debería hacerse más boxeo de manera seguida”, dando, claramente, a entender que en esta plaza hay desconocimiento sobre este deporte y, adicionalmente, en su cuerpo médico.

Diferimos del empresario tijuanense por la simple razón de que su comentario fue motivado por su disgusto por ver parada la pelea que él sugería continuara, dándole oportunidad a la esquina de Bernache, de atenderla.

También, por la razón irrefutable de que un médico sabe, en estas lides, más que cualquier otra persona, sea empresario, mánager, second o periodista. Es algo en lo que por causas científicas nadie puede rebatir a un doctor, sobre todo a uno como Bautista especializado en Medicina Deportiva.


 

Agrega tu Comentario

Comparte tu opinión
Te invitamos a mantener un diálogo limpio; reporta abusos

 

footer