facebook    Twitter

Correr marcha atrás es bueno para la salud

en dic 24th, 2012 Puedes dejar una respuesta, o trackback a esta entrada


Agencias

vidayestilo@elperiodico.com.mx

 

Caminar hacia atrás se practica desde hace mucho tiempo, especialmente entre las personas mayores como parte del ejercicio diario para estar mental y físicamente en forma. Este tipo de práctica también se conoce como retro-ejercicio. Mucha gente en Japón practica este tipo de ejercicio de caminar o correr hacia atrás. De esta forma, se queman varias veces más calorías que el modo tradicional de ejercicio para hacer footing.  En los  entrenamientos de diversos deportes como el futbol, baloncesto o tenis donde se requiere que los jugadores se muevan en todas las direcciones  una de las rutinas de entrenamiento es correr hacia atrás. Se define parte del desarrollo muscular en las piernas que hace que las piernas estén más fuertes.
También se mejora la coordinación deportiva. Este tipo de ejercicios nos ayuda a mejorar el equilibrio. Algunas personas lo utilizan para la rehabilitación de las lesiones.

Caminar o correr hacia atrás requieren más esfuerzo físico de lo normal. Es probable que su frecuencia cardíaca aumente aún más en comparación cuando se está moviendo hacia adelante.

Muchos japoneses realizan este tipo de ejercicio de caminar o correr hacia atrás para quemar más calorías. Con 100 pasos hacia atrás estamos quemando las mismas calorías que si realizaríamos de 300 a 500 pasos convencionales hacia delante. Además, cuando se ejecuta este tipo de entrenamiento de manera inconsciente se aumentar la longitud de la zancada en  cada paso hacia atrás. Muchos velocistas incorporan este tipo de ejercicio en su rutina de entrenamiento.

Por último, pero no menos importante, caminar hacia atrás es una buena manera de bajar cuestas muy empinadas si sufrimos  dolor de rodilla o lesiones en músculos del tren inferior.  Caminando hacia atrás tenemos una menor presión sobre la articulación de la rodilla.

Algunas notas importantes para el principiante:

Es muy importante empezar despacio.

Si se inicia con este ejercicio en el exterior,  asegurarse de hacerlo en un camino conocido que tenga buen piso para evitar lesiones de tobillo.

Para iniciarse no es necesario disponer de gran espacio, puede realizar  10 pasos hacia delante y 9 de vuelta hacia atrás  (para volver a la posición inicial) y repetir el proceso hasta tener un control total sobre los movimientos.

Intentar no doblar las rodillas en exceso. Mantenga los pies rectos (posición de estiramiento).

Una vez que se acostumbre al ejercicio, aumentar la velocidad progresivamente. El siguiente nivel es inclinarte un poco más y hacerlo más difícil.

Caminar hacia atrás es una buena manera para incorporar otra forma de ejercicio para disminuir la tensión en cualquier parte determinada del cuerpo. Este tipo de movimiento hacia atrás especialmente correr fortalece el corazón, pulmones, músculos y articulaciones. 

Agrega tu Comentario

Comparte tu opinión
Te invitamos a mantener un diálogo limpio; reporta abusos

 

footer