facebook    Twitter

Diputados, a favor de la reforma energética

en nov 4th, 2012 Puedes dejar una respuesta, o trackback a esta entrada

Agencia El Universal

 

Ciudad de México.- Las fuerzas políticas de la Cámara de Diputados coinciden en la postura a favor de una reforma energética y, en particular, de Pemex, que conserve la soberanía del Estado mexicano sobre los recursos energéticos del país.

PRI y PAN, junto con PVEM y Panal, proponen la apertura de Pemex a la inversión privada y la izquierda (PRD, PT y PMC), señalan que el capital externo en Pemex representa formas de privatización de la riqueza petrolera.

Una primera discusión se realizará esta semana en la comparecencia en San Lázaro del secretario de Energía, Jordy Herrera, y del director de Pemex, Juan José Suárez Coppel, en la Comisión de Energía, organizada de inicio para tratar sobre los accidentes en la industria petrolera.

Javier Treviño Cantú, del PRI, afirmó que “es necesario y urgente replantear la forma en que el Estado ejerce su rectoría sobre los recursos energéticos, para asegurar su eficaz explotación, procesamiento y distribución”.

El diputado panista, Rubén Camarillo, planteó que el problema en Pemex no se resuelve sólo con inversiones, dado que la paraestatal atraviesa una situación crítica que amenaza su viabilidad y se requiere de cambios en los esquemas de operación.

Así, PRI y PAN tienen la perspectiva de que una reforma energética debe abrir el sector a la inversión privada, ante lo cual el diputado Luis Espinosa Cházaro, del PRD, propuso un régimen de autonomía presupuestal y de gestión para Pemex.

En ese esquema, la empresa se haría cargo de sus ingresos, inversiones y del mantenimiento de las instalaciones, junto con la revisión de los precios de sus productos al consumidor.

 

Seguridad, experimentos

 

Por su parte, el dirigente de los diputados del PRD, Silvano Aureoles, criticó que al inicio de cada administración sea una práctica común “el querer reinventar todo”, y advirtió que “en materia de seguridad, México no puede seguir con experimentos y ocurrencias”.

Al hablar del anuncio del presidente electo, Enrique Peña Nieto, de crear nuevas áreas especializadas en inteligencia para garantizar la seguridad y combatir a los grupos criminales, indicó que en esta materia “no caben las ocurrencias”.

“La experimentación no debiera ocurrir, particularmente en esta materia muy delicada por los severos problemas que vive el país, y este flagelo debe ser considerado como un problema social y económico y no solamente un problema que se resuelva con más policías”, agregó.

Aureoles Conejo dijo que “piensan que el problema de inseguridad se resolverá” con crear “más áreas o espacios en la estructura administrativa y burocrática; “ojalá y entiendan que el problema de la inseguridad no sólo es de carácter policiaco sino que más vas allá de eso”.

Sostuvo que la criminalidad que impera en el país debe obligar a emprender acciones certeras que vayan y atiendan el fondo del problema, como parte de una estrategia integral que también incluye tener cuerpos policiacos confiables, con salarios dignos y prestaciones adecuadas.

“No puede ser que mientras se intente crear nuevas unidades especiales en materia de combate a la inseguridad, haya miles de policías, sobre todo estatales y municipales, con salarios que apenas les alcanzan para sobrevivir”, advirtió.

El diputado del PRD dijo que ante esta situación, es impensable pedirle resultados certeros a un policía cuando viven en condiciones de precariedad total y no les alcanza la miseria de salario que ganan.

 

Verificar autos importados

 

El diputado del PVEM, Felipe Arturo Camarena, propuso reformar la ley aduanera para establecer que la verificación sea uno de los requisitos obligatorios en la importación de vehículos de Estados Unidos, para reducir la emisión de gases contaminantes.

En entrevista, dijo que existe una marcada irregularidad de las autoridades tratándose de las verificaciones de vehículos y éstas se agravan más cuando los autos son importados, ya que no existe una norma que los regule.

Afirmó que según la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores, de enero a agosto de 2012, la importación de autos usados ascendió a 278 mil unidades, al 44.9 por ciento del total de las ventas de vehículos nuevos en el país.

Camarena García indicó que el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) señala la obligación de que los autos de modelo anterior a 10 años lleguen verificados al país, pero las autoridades mexicanas no conocen los valores con los que se midieron.

Por esa razón, informó que su iniciativa busca que el trámite de verificación se realice al momento en que entren los vehículos a territorio mexicano, y que sean verificados cada seis meses, como ocurre con los autos nacionales en varias entidades, como el Distrito Federal.

La propuesta que reforma el artículo 99 Bis de la Ley Aduanera precisa que quienes pretendan importar vehículos de manera definitiva “deberán obtener la verificación que acredite que no rebasan los límites máximos permisibles de emisión de contaminantes a la atmósfera”.

Agrega tu Comentario

Comparte tu opinión
Te invitamos a mantener un diálogo limpio; reporta abusos

 

footer